Un líder de Alternativa para Alemania abandona el partido para crear otro más radical

Want create site? Find Free WordPress Themes and plugins.

La ultraderecha alemana contará con un nuevo partido político que irá más a la derecha de Alternativa para Alemania (AfD) y tendrá como logo el símbolo adoptado como señal secreta por los nazis en Austria, donde estuvieron prohibidos como partido entre 1934-38, la brunonia azul o flor de maíz. El portador de la ‘buena nueva’ para quienes consideran que esa formación populista se queda corta en sus postulados ha sido su ex líder regional en el ‘land’ de Sajonia Anhalt, André Poggenburg.

“Desafortunadamente, los acontecimientos que se han vivido dentro de AfD las últimas semanas ponen de manifiesto que esta formación ya no poder ser mi hogar político”, explica Poggenburg en un correo electrónico remitido al diario ‘Die Welt’ y en el que critica al partido por preocuparse demasiado con la posibilidad de ser puesto bajo la observación de los servicios secretos. “Han girado a la izquierda, hay contención, hay que ser moderado”.

En el paso al frente anunciado por Poggenburg hay algo de “vendetta”. La directiva regional de AfD decidió el pasado día 8 apartarle durante dos años de todos sus cargos a raíz de un tuit en el que felicitaba el nuevo año de la siguiente manera: “A todos los conciudadanos de nuestra comunidad popular un sano, feliz y patriótico 2019”. La expresión ‘comunidad popular’ (‘Volksgemeinschaft’) fue utilizada por la dictadura de Adolf Hitler para justificar sus acciones contra los judíos.

“Ha utilizado una expresión inaceptable”, declaró el vicepresidente de AfD, Kay Gottschalk para justificar una decisión, que, efectivamente, se produce en un momento en el que los ministros de Interior regionales han pedido a la Oficina de Protección de la Constitución (BND, servicios secretos) que sigan de cerca los pasos de los miembros de AfD y, eventualmente, los ponga bajo “observación” para averiguar si sus actuaciones son constitutivas de delito.

Poggenburg, que bien podría haber recurrido la sanción de la dirección regional a la federal, ha decidido sin embargo cortar por lo sano y devolver el agravio donde más duela. Creará el partido a tiempo para las elecciones que se celebrarán entre septiembre y octubre en Sajonia, Turingia y Brandeburgo, todos ellos en la antigua RDA y donde AfD se propone reforzar sus posiciones. Es en los estados federados germanorientales donde el populismo tiene su mayor caladero.

“Es una gran noticia” que Poggenburg abandone la AfD para seguir su propio camino, ha reaccionado sarcástica la diputada Beatrix von Storch, perteneciente, como lo fue Poggenburg, al ala más a la derecha de AfD y, autora, como su ya ex compañero, de algunas de las declaraciones que más ríos de tinta han hecho correr sobre la formación populista. En plena crisis de los refugiados, Von Storch, por entonces ex eurodiputada, animó a las fuerzas de seguridad a usar las armas de fuego para impedir la entrada de migrantes en Alemania. En marzo de 2018, Poggenburg llamó a la numerosa comunidad turca en Alemania “comerciantes de comino (especia)” y “criadores de camellos”. A los turcos con doble nacionalidad les denominó “chusma apátrida”.

Por sus declaraciones, siempre muy subidas de tono, recibió varias llamadas de atención por parte de la directiva del partido, del que en los últimos meses se ha ido alejando. Hasta con el líder del flanco más ultraderechista de AfD y jefe del partido en Thuringen, Björn Höcke, el mismo que calificó el memorial al Holocausto como “monumento de la vergüenza”, ha tenido diferencias.

“Hemos constatado que el señor Poggenburg se ha distanciado considerablemente de las posiciones del partido hasta el punto de defender posiciones que no son compatibles con las de AfD”, ha declarado el copresidente de esa formación, Jörg Meuthen, que pasa por ser uno de los moderados.

Según informaciones no confirmadas del diario ‘Die Welt’, el partido de Poggenburg se llamará “Amanecer de los patriotas alemanes”. El logo será la bandera alemana con la flor de maíz, detalle que también usa como distintivo el Partido de la Libertad austriaco (FPÖ), actualmente en coalición de gobierno con los Populares del canciller Sebastian Kurz. Con esa flor en la solapa se reconocían los nazis en Austria hasta su llegada al poder, una ambivalente coincidencia para los ultraderechistas azules.

Poggendurg, muy dado a usar el vocabulario de la era nazi, se llevará al menos dos figuras de AfD, Egbert Ermer y Benjamin Przybulla. Por el momento, el único partido registrado más a la derecha de AfD es el partido Nacionaldemócrata de Alemania (NPD), formación filonazi que el Tribunal Constitucional no ha prohibido por ser tan residual que no constituye amenazaalguna al orden constitucional.

Tras el fiasco del caso Frank Magnitz, líder de AfD en Bremen, que de haber sido objeto de un “intento de asesinato” por terroristas de izquierda pasó a ser víctima de un simple intento de robo, el anuncio de este nuevo partido con amenaza de tránsfugas, enturbiará aún más las aguas de la formación, que este fin de semana celebra congreso en la ciudad sajona de Riesa para finalizar su programa para las elecciones europeas.

Did you find apk for android? You can find new Free Android Games and apps.