Kirstjen Nielsen eligió la ley a pesar de su inmoralidad

Want create site? Find Free WordPress Themes and plugins.

El presidente Trump sigue promoviendo la idea de que los inmigrantes indocumentados aumentarán el desempleo entre los estadounidenses nativos.

Detrás de esa idea vimos el despido fulminante de Kirstjen Nielsen.

El incremento de detenciones a lo largo de la frontera sur de Estados Unidos (aumentaron más de 50% en febrero pasado en comparación con el mismo mes en el 2018) le costó el trabajo a Nielsen.

Es casi cómico ver el poco crédito que la ahora exsecretaria de Seguridad Nacionalrecibió de su abusivo jefe. Nielsen intentó ganar The Apprentice: White House Edition, pero lo único que obtuvo a cambio fue: “¡Estás despedida!”.

Nielsen negó rotundamente que los rusos hubieran interferido en las elecciones del 2016 para ayudar a Trump a ganar las elecciones, a pesar de que la comunidad de inteligencia había llegado a la conclusión de que lo habían hecho.

Ella apoyó la inexcusable defensa que hizo Trump sobre los supremacistas blancos en Charlottesville, e insistió en que “no es que un lado esté en lo correcto y otro esté equivocado”.

Lo peor de todo fue que promulgó la bárbara ley de separar a los niños de sus padres migrantes al mismo tiempo que lo negaba.

Nielsen pudo haber estado dispuesta a violar los dictados de la moral, pero ella no estaba dispuesta a violar la ley.

El New York Times reveló que el pasado sábado “el presidente llamó a la señora Nielsen a su casa temprano en la mañana para exigirle que tomara medidas para impedir que los migrantes ingresen al país, incluso para los que buscan asilo. Nielsen le señaló repetidamente las limitaciones impuestas a su departamento por las leyes federales, los acuerdos judiciales y las obligaciones internacionales”.

The Washington Post publicó que Nielsen parecía recuperar la simpatía de Trump cuando un grupo de “agentes de la Patrulla Fronteriza usaran gases lacrimógenos para repeler a una gran multitud que intentaba romper una valla fronteriza, el tipo de acción” dura “que Trump dijo que quería en una secretaria del DHS”.

Pero gasear a mujer y niños no fue suficiente. El viernes pasado, CNN reportó el deseo transmitido de Trump a policías en California. Impedir la entrada de migrantes a pesar de que la ley de asilo se los permite.

Alguien tuvo que pagar lo que para Trump es falta de control en la frontera; Nielsen hizo las veces de chivo expiatorio junto a Ronald D. Vitiello, cuya nominación para encabezar el Servicio de Inmigración y Aduanas fue retirado el viernes pasado.

Did you find apk for android? You can find new Free Android Games and apps.